Partido desigual del Veteranos

16 03 2015

C.D. Veteranos Garrapinillos  4 – 4  La Taberna de Chipi:

 

Alineación inicial: Portero: Lambis; defensa: Armando, Jero (Néstor 41′), Toño y Paco; centro del campo: Javi E. (Isma 41′), Toño, Jorge Buil, Martín (Alberto 41′) y Michel (Sergio 66′); delantera: José. Míster: Raúl. Preparador físico: Toño.

 

Banquillo: Néstor, Isma, Alberto, Sergio y Raúl. Este último se quedó sin jugar.

 

logo CD Garrapinillos0-1: (18’) Tras disparo cruzado.

1-1: (21’) José tras buena jugada por la derecha.

2-1: (24′) José tras aprovechar fallo del portero.

3-1: (30′) José remata buena jugada.

4-1: (37′) Michel culmina una excelente jugada colectiva.

4-2: (43′) Tras remate de cabeza en un saque de esquina.

4-3: (53′) Tras fallo defensivo.

4-4: (72′) Tras varios rechaces en el área.

 

Expulsados: Uno de nuestros centrales por doble amarilla en el 65′.

 

Como tantas veces he contado desde este rincón, el Veteranos es capaz de lo mejor y de lo peor. Hoy lo demostramos, ofreciendo una primera parte para quitarse el sombrero y una segunda…mala…muy mala. Recibíamos a un rival directo en la lucha por la permanencia. La Taberna de Chipi nos seguía en la clasificación a tan solo dos puntos de distancia. Una victoria prácticamente nos salvaba y nos permitía afrontar el resto de partidos de liga (3) con relativa tranquilidad. Este empate nos mantiene vivos, pero en el filo de la navaja.

 

Salimos serios y bien colocados. Neutralizamos de manera solvente a su dinámica delantera, con continuos ajustes defensivos. Un poblado y talentoso centro del campo nos permitía circular mucho y bien la bola, logrando jugadas de bellísima factura y múltiples toques. La conexión Martín-Buil-Michel-José nos regaló momentos para enmarcar. No obstante, un apagón mental que duró 5 minutos, permitió que ellos se adelantaran en el marcador. Minuto 18. Recuperan el balón en el centro del campo, lanzando a continuación un pase al hueco al que parecía llegar sin problemas nuestro central, pero al que ni siquiera llegó a tocar. Ello les permite aproximarse con ventaja numérica hasta el borde de nuestro área, prueban a Lambis con un tiro cruzado, que entra llorando en nuestra portería (0-1). No nos vinimos abajo. Todo lo contrario. Empezó nuestro mejor juego. Minuto 21. Recuperación de Javi en el centro del campo, pase a Toño, éste cede a Michel dentro del área, toca según le llega de tacón para buscar a José y, finalmente, éste dispara colocando el esférico lejos del alcance del meta rival (1-1). Minuto 24. Tiro lejano de Buil, mal despejado por el portero, de modo que golpea en un atentísimo José, rebañando la pelota para, a puerta vacía, estrellar el balón contra las mallas (2-1). El vendaval futbolístico no había hecho más que empezar. Minuto 30. Recuperación de José en campo contrario. Cede a Buil, éste a Martín, Martín para Michel, centro perfecto al área buscando a José, quien remata con gran calidad para lograr su triplete (3-1). Tranquilos en defensa, enormes en el centro del campo y efectivos arriba, llegamos al tramo final de la primera parte. Antes de la pausa logramos incrementar nuestra ventaja. Minuto 37. Jugadón de todo el EQUIPO de derecha a izquierda y de izquierda a derecha. Jugada que comienza en nuestra puerta con Lambis cediendo a Toño, éste a Armando, quien cede a Jero, que busca a Martín en el centro del campo, Martín para Buil, Buil pasa a José, éste mete un pase perfecto a Michel, que entraba en el área por el lado derecho, golpea según le viene y fusila al meta rival, poniendo la guinda a su excelente juego. GOLAZO (4-1). Aún tuvimos una última oportunidad al borde del descanso para lograr ampliar la brecha, en las botas de Michel, al que el Sr. Colegiado anuló un gol por estimar que se hallaba en fuera de juego. Con esta incontestable superioridad buscamos el vestuario.

 

Si llegamos a visualizar lo que nos esperaba en la segunda parte, nos hubiéramos atrincherado en el vestuario hasta que nos hubieran echado por encima aceite hirviendo. Desastrosa actuación tras la reanudación, no sé si fruto de la excesiva confianza, los nervios por la amenaza del descenso, el calentamiento global,… El caso es que no dimos pie con bola. Sobre todo tras una desafortunada jugada a balón parado nada más empezar. Minuto 3. Córner en contra, rematado de cabeza de manera impecable por uno de sus defensas, tras dejar atrás su marca (4-2). Posiblemente el miedo se apoderó de nosotros. Perdimos el sitio. Dejamos de combinar, limitándonos a lanzar pelotazos sin sentido y a achicar balones que una y otra vez llegaban a nuestra línea defensiva. Se jugaba todo el tiempo en campo propio. Incluso sacar de portería se convirtió en una odisea, siendo origen de varias contras. Estábamos mal, pero pronto estuvimos peor. Minuto 13. Mal despeje defensivo que le llega a uno de sus delanteros. Lanza un pase rápido a un compañero que penetraba por la derecha de su ataque, pisa área, dispara y bate a Lambis (4-3). Negros nubarrones se cernían sobre nuestras mentes. Más nervios. Gritos. Tensión. Desconcierto. Caos. Minuto 25. Jugada sin peligro en el centro del campo. Uno de nuestros centrales al pugnar el balón con uno de sus delanteros comete falta. Seguía la progresión del rival, pero el Sr. Colegiado decide detener el juego y pita falta, acompañándola de la segunda tarjeta amarilla de susodicho central. Nos quedamos con 10 en pleno frenesí del rival. El empate sobrevolaba por el San Lorenzo. Llegó en el 32. Córner despejado hasta en dos ocasiones por nuestra defensa. En el tercer disparo entró finalmente la bolita en nuestra portería (4-4). Nos frotábamos los ojos. Eso no podía estar pasando. La Taberna de Chipi jugaba sin cambios y sin portero. Cambiaron de portero en la segunda parte, poniendo un jugador de campo. Perdían 4-1. Y sin embargo, a falta de 8 minutos tenían superioridad numérica y estaban en disposición de ponerse por delante en el marcador. Sufrimos lo indecible. Toño y Toñín sacaron sendos balones bajo palos, sobre la mismísima línea de gol, cuando ya se cantaba el tanto. El Sr. Colegiado les pitó en contra dos o tres fueras de juego que no eran, cuando se iban con todo hacia Lambis. En definitiva, el pitido final nos salvó de perder un punto.

 

Lo mejor: La excelente primera parte.

Lo peor: La horrorosa segunda.

 

Felicitamos a la Taberna de Chipi por ser capaces de mantener la cabeza fría en condiciones desfavorables y remontar semejante diferencia de goles. Nosotros a seguir sufriendo, al mantener el 8º puesto, pero a solo 4 puntos del descenso. Cualquier traspié puede ser definitivo a estas alturas. Próxima final, en el campo del Bar Bierzo 2, el domingo 22 en horario por determinar.

 

¡¡AÚPA VETERANOS!!

 

Colaboración de: Paco Moreno

Anuncios

Acciones

Information

One response

20 03 2015
La cabeza se comprime y en el descenso se abre una brecha casi definitiva | athletic rompeolas

[…] por encima (25 puntos) se encuentra La Taberna de Chipi, que protagonizó la remontada de la jornada levantando un 4-1 al Veteranos Garrapinillos para acabar repartiéndose un punto cada uno (4-4). Los locales (con este suman ya 27 puntos, 4 por […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: