Derrota injusta del Veteranos

24 03 2015

Bar Bierzo 2  2 – 1 C.D. Veteranos Garrapinillos:

 

Alineación inicial: Portero: Luisón; defensa: Javi E., Jero, Néstor y Toño; centro del campo: Raúl Blasco, Jorge Buil (Raúl Calvo 60’), Alberto y Michel (Martín 41′); delantera: José e Isma (Emilio 75’). Míster: Carlos. Preparador físico: Toño.

 

Banquillo: Martín, Emilio y Raúl Calvo.

 

1-0: (15’) Al rematar un rechace defensivo.

1-1: (61’) José de duro disparo tras buen control.

2-1: (80′) Golpeo con mucha fortuna desde el centro del campo que sorprende adelantado a Luisón.

 

Partido de alta tensión. Visitábamos el feudo de un rival directo para eludir el descenso, situado solo 3 puntos por detrás. El Míster Carlos, como en otras épicas ocasiones, tiró de macetas y cinta de carrocero para dibujar en el suelo del vestuario la estrategia a seguir. Había mucho en juego. Una victoria podía salvarnos matemáticamente a falta de dos partidos. Una derrota… Una derrota… No se pasaba por nuestras cabezas la derrota… Sin embargo, había un par de datos que desconocíamos. El primero era que llevaban un portero de gran nivel, demostrándolo en todo momento. El segundo era que el Bierzo hoy saltó al césped de San José con 12. Sí, sí,… Así fue. Once de campo más un personajillo etéreo, voluble y caprichoso. Un elemento que no entiende de colores, de clasificaciones, ni de justicias. A veces fiel aliado, otras cruel enemigo: LA SUERTE.

 

TÁCTICA CON MACETASAmbos conjuntos saltamos al césped con gran cautela, conscientes de la transcendencia de cualquier error. Durante los primeros 15 minutos de juego el Bierzo tuvo mayor protagonismo, pero sin generar ocasiones sobre el marco defendido por Luisón. Precisamente en el 15 se nos puso el choque cuesta arriba. Falta en el centro del campo. Balón a la olla. Despeje de nuestra defensa. Rechace que cae dentro del área a un rival, se la acomoda con el pecho, golpea sin dejar que toque el suelo y consigue un potente disparo que se cuela como una exhalación tras impactar en el larguero (1-0). Mínima inversión, máxima rentabilidad. Un tiro, un gol. Este desgraciado incidente nos espoleó. Marcó el inicio de nuestro dominio, que no cederíamos ya hasta el mismísimo pitido final. Comprendimos que había que tocar y tocar el balón. Lo hicimos. Empezaron a llegar las ocasiones claras. Minuto 30. Buena jugada de ataque, finalizada con balón buscando la penetración de Buil, quien golpea mordido dentro del área chica solo frente al meta rival. La valiente salida de éste le permite despejar con el pie. El rechace le cae de nuevo a Buil, golpea de cabeza para ceder a Michel, completamente desmarcado en el borde derecho del área pequeña. Engancha una bolea perfecta que sale como un obús y, cuando se cantaba el gol, aparece de nuevo el cancerbero, oponiendo su cuerpo a la trayectoria del balón e impidiendo el tanto. Olía a gol. Tenía que llegar. Lo merecíamos. Minuto 35. Gran centro de José desde banda izquierda de nuestro ataque, peina sutilmente Isma, pero otra vez su portero se exhibe con una estupenda estirada, despejando el balón a córner con la punta de los dedos. Casi sin darnos cuenta, llegó la pausa.

 

MARTIN POR ISMASi nuestra primera parte no estuvo nada mal, la segunda fue aún mejor. Tras unos primeros 5 minutos algo titubeantes, cogimos las riendas de nuevo del partido. Atentos en la portería, sólidos en defensa, correosos en el centro del campo y peligrosos arriba. Con esta tarjeta de visita, el gol debía llegar más pronto que tarde. Y llegó en el 21. Balón en las botas de superclase de Martín. Levanta la cabeza y lanza un pase medido a José. Éste ejecuta un control de manual, dejando sentados a ambos centrales. Se acomoda el balón en el borde del área, libre ya de marca, y suelta un fuerte disparo pegado al palo derecho de su portería frente al que su todopoderoso cancerbero nada puede hacer (1-1). No contentos con este buen resultado, seguimos buscando algo más. Rozamos la gloria con los dedos, en las botas de Isma. Minuto 32. Robo de un peleón Raúl Blasco en el centro del campo. Ve a Isma desmarcado en la izquierda y le pone un gran balón, permitiéndole pisar área sin marcador alguno alrededor. Dispara cruzado con su pierna buena (la izquierda), poniendo el esférico lejos del alcance del meta rival. Lamentablemente, no encontró puerta, perdiéndose por línea de fondo ajustado al palo izquierdo de su portería. El asedio continuaba. Se jugaba en campo rival. Las tablas tozudamente se imponían en el luminoso, a pesar de nuestros denodados esfuerzos por desvanecerlas. Último minuto de los 80 de juego. Empezaba el descuento. Balón inofensivo en las botas de su lateral izquierdo, completamente fundido. En un intento por alejar el balón de su portería, ensaya un cambio de orientación, metiendo la cuchara debajo de la bola, al tiempo que se caía. Según sale el balón de sus botas, saltan todas las alarmas. Lejos de encontrar la banda cambiada, el balón parece empecinarse en buscar nuestra portería. Luisón, algo adelantado, intuye de inmediato el peligro. Empieza un frenético retroceso hacia su puerta. Llega a la vez que el esférico. Lo toca levemente con la punta de los dedos. Pero el jugador nº 12 se empeñó en aguarnos la fiesta. El balón entró (2-1). Eufóricos los jugadores del Bierzo se fundieron en una melé, disfrutando del subidón proporcionado por este tanto. No dábamos crédito. ¿Rendirnos? ¡¡NUNCA!! Tuvimos el empate en la mano, pero se nos escurrió entre los dedos. Minuto 3 de la prolongación. Falta a favor en la línea de tres cuartos ejecutada por Javi. Con las últimas gotas de energía que le quedaban en el depósito, José consigue peinar de cabeza de espaldas a la portería, imponiéndose a una nube de jugadores rivales. Sorprende al portero, viendo impotente como no llegaba a sacar el balón que le superaba por alto. Con la G de gol en nuestras gargantas, asistimos atónitos al golpeo del balón en el larguero y su posterior bote sobre la mismísima línea. Un sorprendido portero vio como el esférico se ponía al alcance de sus manos y lo atrapó como si le fuera la vida en ello. Final. Amargo sabor en nuestras bocas.

 

Lo mejor: Buen partido del Veteranos, que mereció más, mucho más.

Lo peor: El pésimo resultado ante un rival directo que nos lleva a las puertas del infierno.

 

Enhorabuena al Bar Bierzo 2. Este resultado le permite dar un paso de gigante en sus aspiraciones de mantener la categoría. A nosotros se nos complica enormemente el camino hacia la permanencia. Máxime tras los resultados obtenidos en el resto de partidos de la jornada. Empezamos el fin de semana siendo octavos a 4 puntos del descenso. Lo acabamos décimos a solo 2. Quedan dos partidos. Dos finales. La primera contra el Fleta, que visitará nuestro feudo el domingo 29 a las 8:30h. Dificilísimo partido frente a un rival que ocupa la segunda plaza y vendrá motivadísimo, ya que se juega el ascenso. Es en estas grandes citas cuando el Veteranos suele ofrecer su mejor versión.

¡¡¡AUPA VETERANOS!!!

 

Colaboración de: Paco Moreno

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

25 03 2015
Ascenso de Las Cañas, golpe de mano del Fleta y reacción del Bar Bierzo 2 | athletic rompeolas

[…] 27 puntos se ha quedado el Veteranos Garrapinillos, que se vuelve a meter en serios problemas tras su derrota agónica frente al Bar Bierzo 2 (2-1). Tenían la salvación en su mano pero, cuando al menos ya acariciaban el empate,  un gol […]

25 03 2015
Paco Moreno

Os dejo enlace a un buen análisis de la actual situación en nuestra liga elaborada por nuestros compañeros del Atl Rompeolas.
https://athleticrompeolas.wordpress.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: